Blogia
Esencialmente humano

Salud

El milagro de curarnos.

El milagro de curarnos.

El milagro de curarnos.

 En algún momento de nuestra vida, quizás no todos, pero sí la mayoría, sufrimos una enfermedad. El concepto que tenemos sobre ella no es un pensamiento más. Es una creencia, la de estar poseídos por una fuerza que no nos pertenece y que nos ataca. Si bien esta creencia es universal, no todos la vivimos de la misma forma. En occidente, ha sido reforzada por la presencia de un sistema médico que ha obtenido un gran poder que lo ha legalizado colectivamente.

 Podemos decir que la enfermedad es un invento. Como la luz eléctrica. La luz siempre existió pero lo que hizo el hombre fue poder manejarla y eso le dio poder. El malestar orgánico o emocional siempre existió pero lo que hizo la medicina fue clasificarlo y eso le dio poder. La creencia sobre la enfermedad no sólo es la de una fuerza que nos ataca, sino que a partir de esa clasificación, es la de una fuerza que un grupo de personas (los científicos-médicos) puede dominar. O por lo menos ostenta un saber sobre ella y puede ejercer influencia sobre su evolución.

 Esta influencia ha crecido desproporcionadamente en relación al saber. Actualmente las llamadas enfermedades son desmesuradamente influenciadas por la acción médica sin que haya un saber que sustente lógicamente esa influencia. Se actúa sobre ellas sabiendo muy poco sobre el origen de la enfermedad y mucho menos sobre el sentido de la misma.

 Pensemos en un simple resfriado. Se atribuye a un virus, pero no se lo combate a él, sino al resfriado. Se lo trata de abortar. Se usan antihistamínicos para que las secreciones disminuyan y muchas veces antibióticos porque se habla de alergias bacterianas o complicaciones infecciosas imposibles de comprobar. Esta metodología que influencia el curso de la enfermedad se basa en la misma teoría que sostiene que el Sol gira alrededor de la tierra; la observación superficial de un fenómeno sin preguntar nada sobre las características del objeto sobre el cual el fenómeno actúa. Si la Física dependiera de los médicos, hoy seguiríamos creyendo que a la mañana el Sol está en el este porque a la tarde giró alrededor nuestro.

Pensemos en un tumo, un pedazo de carne que sobra. Los métodos médicos que influencian su destino se basan en la misma teoría de observación superficial y de ausencia de preguntas sobre las características del sujeto enfermo. El pedazo de carne está de más y hay que eliminarlo. Si no se puede con cirugía, se arrasa con drogas o radiaciones. Los físicos no manejan la medicina y los médicos terminan por creer que una resonancia magnética es una observación profunda. Se sigue observando el fenómeno y no la naturaleza ni el sentido del fenómeno.

 Es así que ahora hay dos creencias: el malestar es una fuerza que viene de afuera y se puede influenciar sobre esa fuerza con un saber que se llama científico.

 Volvamos al resfriado. Pensemos que quizás no es un virus el que lo produce (la fuerza externa), sino que es una de las formas que tiene el organismo de descargarse de una tensión que lleva demasiado tiempo acumulada. No hay fuerza externa. Los virus ya estaban y uno no se contagia de nadie, sino que son ellos los que comandan esta forma de descargarse. Esto no significa que no haya virus extraños al organismo y éste intente rechazarlos porque no los reconoce. Los virus son cadenas de información y si traen una información extraña e irreconocible, el organismo se niega a aceptarla y se produce el rechazo de la misma. Pero esto no es lo que ocurre en un resfriado común.

 

La medicina, en lugar de entender esto, ataca los síntomas para que el sujeto vuelva a la cadena de producción lo más pronto posible. Los médicos se comportan como aliados de un poder que exige productividad sin interesarse por la verdadera recuperación del cuerpo enfermo. El paradigma del agente externo como causa siempre presente de la enfermedad sirve a los mismos fines. Si hay un agente externo debe haber un poder que lo pueda combatir. Y ese poder es la científica medicina.

Quizás si esto hubiera quedado allí, tendríamos esperanzas de salir de esa trampa. Pero, lamentablemente, la influencia de la acción médica sin un saber lógico que la sustente generó tantos nuevos saberes vacíos que estamos atrapados en una red que se retroalimenta de otras disciplinas y de otros saberes. La religión, la Filosofía, la Psicología, aportan nuevos saberes a esta interminable creencia de la enfermedad como fuerza externa y a la existencia de un grupo que tiene un saber sobre ella.

Escuchamos conceptos que parecen valiosos: "Debemos aceptar la enfermedad si vamos a luchar contra ella." "La enfermedad es poderosa pero más poderosa es la salud". "La salud es el silencio de los órganos". "La enfermedad es un mal que debemos saber combatir". ¿Quién podría negar el valor de esas frases? Sin embargo, no sirven de nada. Son saberes que se basan en una creencia vacía. Y no porque no se pueda defender esa creencia, sino porque ya no sirve más.

En este contexto, nos han quitado la libertad de elegir. En la historia de la humanidad siempre hubo bandos, romanos y griegos, árabes y españoles, buenos y malos, perversos y normales, nazis y judíos. El ser humano podía optar, aún cuando esa opción fuera equivocada. Ahora es imposible elegir, ya que se trata de nosotros o los virus, enemigos invisibles que destruyen a todos, sin excepción.

 Las organizaciones mundiales encargadas de la salud avisan que futuras pandemias son inevitables y elaboran mapas con colores cada vez más intensos y tenebrosos. La humanidad toda enfrenta al enemigo invisible y no hay opción. Por primera vez, en cientos de años, se está tomando conciencia que no es la tierra la que está en peligro, sino esta especie que se ha creído excepcional y que ahora viene a enterarse que su desaparición es posible. La génesis de Adán y Eva ya no calma los temores de una especie que ha inventado el concepto de enfermedad y ahora el concepto en sí mismo la está arrasando.

 La fuerza externa que nos viene a destruir supera ampliamente el saber autorizado del grupo de personas que la combate. El concepto se escapó de las manos y tiene vida propia. La gente ya no se muere de la enfermedad, sino del miedo que el concepto inventado le genera. El miedo no da tiempo a que la enfermedad actúe y nos mate, ya que crea por sí mismo una realidad mortal. Así lo relata el cuento sufí:

 "Un sabio sentado en la cumbre de una montaña, ve pasar una sombra y pregunta: ¿Quién eres? La sombra le contesta: "Soy la peste". ¿Adonde te diriges? "A matar mil personas de ese poblado". Bueno, ve y mata. A los pocos días, el sabio se encuentra con un hombre y le pregunta: ¿De donde vienes? "Huyo de aquel poblado que ha sido atacado por la peste y ha matado treinta mil personas" Bueno, ve y huye. A las pocas horas, vuelve a pasar la sombra y el sabio lo detiene. Oye tú, me has engañado, dijiste que matarías mil personas y has matado treinta mil. ¿Porqué? La peste le responde: "No es cierto, yo sólo maté mil personas, el resto murió de miedo."

 Como médico he presenciado muchas veces el fenómeno de una persona que en pleno estado de salud y por hallazgos casuales (pruebas de rutina o un médico demasiado inquisidor) ha sido diagnosticada de un tumor en hígado, pulmón o mama. A los pocos días de ese hallazgo, el estado de salud había empeorado dramáticamente. He visto a algunas personas morir en poco tiempo luego del diagnóstico. Eso es miedo, no es cáncer. Ese es el concepto que se le ha escapado de las manos al grupo de científicos que ostenta el supuesto saber de la enfermedad. Y ese concepto se ha desbordado y ha creado una realidad autónoma entre otras cosas, porque se ha colectivizado. Se ha vuelto un saber popular.

 ¿Quien no ha escuchado alguna de las siguientes frases?: "El cáncer de páncreas, cuando te lo diagnostican, ya es demasiado tarde"; "la quimioterapia te mata las células malas pero también las buenas"; "yo sé que me voy a morir, lo que no quiero es sufrir"; "nunca conocí a nadie que se salvara"; "la enfermedad avanza"; "hay que hacer algo", y tantas otras. El saber colectivo sobre la enfermedad no se diferencia mucho del saber de los médicos, muchos de los cuales jamás se harían (y lo dicen públicamente) el tratamiento que le indican a los pacientes.

 Actualmente se escuchan muchas voces que cuestionan este concepto de la enfermedad, pero la mayor parte de las veces son ignoradas, reprimidas o tergiversadas.

 Es en este contexto que debemos dejar de pensar en nuevos instrumentos contra la enfermedad para comenzar a pensar en un nuevo concepto de la enfermedad. Se gastan miles de millones de dólares en investigar y producir drogas cada vez más nocivas para la salud de la humanidad y no cesan de aparecer variantes de la misma enfermedad que no responden a esas drogas o las llamadas nuevas enfermedades sobre las que ni siquiera se tiene alguna droga con la que experimentar.

 La ciencia se nota perdida y actúa sin lógica. Sólo intenta sacarse de encima un problema inmediato sin pensar en las implicancia futuras de su proceder. No interactúa con el resto de la sociedad que mira azorada la injusticia del poder del que participa. El gobierno que invierte doscientos mil millones de dólares anuales en productos farmacéuticos es el mismo que gasta tres millones de dólares por minuto en armas, mientras deja morir quince niños de hambre en esa misma cantidad de tiempo. La ciencia médica usa el mismo presupuesto manchado de sangre e injusticia. Y en esa confusión trata a los virus con la misma filosofía del gobierno que la sustenta: usa armas mortales.

Es justamente ese nuevo concepto de la enfermedad, el que nos va a permitir salir del atolladero en el que el viejo concepto nos ha metido. Si luchamos contra la enfermedad, luchamos contra el mensaje que pretende curarnos. Cuando una mujer se nota un bulto en la mama, debe parar toda actividad y preguntarse qué le viene a decir ese bulto. Y si no lo sabe, debe recurrir a alguien que la ayude a interpretar ese mensaje. No debe salir corriendo en busca de ese personaje que detenta un saber sobre la enfermedad porque eso la cristaliza en el viejo concepto. Y a partir de allí, solo puede esperar que se instale una guerra en su cuerpo. Y el bulto no vino a declarar la guerra, sino a evitarla. Y no es que no debe hacer nada o curarse psicológicamente. Debe instalar la paz en su vida porque el bulto así se lo está exigiendo. Y eso no es poco, pero es mucho más de lo que la medicina pretende con su viejo concepto de instalar una guerra entre el cuerpo de esa mujer y el cuerpo de esa mujer.

Los poseedores del saber sobre la enfermedad se escandalizarán ante semejante propuesta. " ¡No hay tiempo que perder!; ¡Si no actuamos ahora, su vida corre peligro!" Y comenzarán a citar estadísticas, no solo fraudulentas, sino aterradoras. Algunos optarán por hablar de los adelantos de la ciencia y nos citarán con absoluta seriedad los anticuerpos monoclonales, los hibridomas y la fusión entre los linfocitos B y los tumores. Suenan orgullosos de saber tanto. Y es un saber vacío, porque es eficaz contra el único mensaje que pretende curarnos. Pero además es un saber corrupto, montado en la sangre de millones de seres humanos, que en lugar de salvar sus vidas, la pierden definitivamente.

No es una lucha entre los que saben y los que no sabemos. Es una lucha entre dos conceptos; el de una humanidad que se destruye a sí misma y el de una humanidad que pretende sobrevivir.

la mujer del bulto en la mama deberá elegir y optar por quimioterapia, radioterapia y cirugía y así seguir avivando el viejo concepto que nos está destruyendo o podrá hacer un verdadero cambio en su vida y dejar de sufrir por su hija que la ignora o por su esposo al que no ama. En ese cambio habrá entendido el mensaje de ese bulto que viene a decirle: " ¡No pongas más el pecho!; ¡Deja de ser madre y acepta ser mujer!; ¡Libérate de ese hombre al que no amas!"

"¿Pero quién me da las garantías de que el bulto no crecerá o que sus células se irán a mi cerebro o a mis huesos?", dirá la mujer envuelta en las informaciones científicas, pero a la vez en la realidad de conocer a tanta gente que sigue ese camino. "Nadie", se le responde, "absolutamente nadie". Desde el viejo concepto (la enfermedad como fuerza que nos destruye), se le citarán estadísticas sobre lo que le podría pasar si no hace lo que el grupo que sabe le dice que haga. Desde el nuevo concepto (la enfermedad como mensaje para sobrevivir), se le pedirá confianza en que si hace los cambios que debe hacer, se curará. No parece ser muy interesante la opción.

 Es así que la mayor parte de la gente opta por intentar hacer las dos cosas o parte de ellas o casi ninguna de ellas. O lo que sucede con frecuencia, opta por el viejo concepto y cuando ya no obtiene respuesta de él, se vuelca al nuevo concepto. ¡Cuánto miedo!

 Filosóficamente, cualquiera de estas opciones viola uno de los principios en los que se funda la realidad, el de la no contradicción: "Una cosa no puede ser y no ser a la vez". Llamativamente, buena parte de los médicos del viejo concepto están apoyando estas opciones como si con ello colaboraran con la salud del paciente.

Sin embargo, esa es la realidad. El psicoterapeuta Mario Litmanovich dice claramente: "¡Necesitamos médicos sin miedo!; esa es la única manera de salir del atolladero". Creo también que necesitamos pacientes sin miedo.

Es desde este lugar que proponemos el milagro de la curación. Milagro viene del latín y su origen es asombrarse. Curación proviene de cuidado. De eso se trat, el asombro de cuidarnos, de protegernos, de no quedarnos solos y sentir miedo. Allí aparece el asombro. Todos estamos entrelazados y somos la humanidad. No somos el paciente enfermo, somos la humanidad enferma. Y entonces aparece el cuidado. La necesidad de tratarnos comos almas, no como cáscaras.

 El médico alemán Hamer repetía en sus seminarios una presentación que siempre culminaba con un frase: "Necesitamos médicos de manos calientes que hagan de la medicina un acto sagrado". Allí estaba el centro de su propuesta. Sagrado siempre es citado como originado en sacrificar, pero el sacre es un ave de rapiña. Y así se llamaba al halcón en épocas antiguas. Un ave sagrada cuyas uñas retorcidas le permiten sobrevivir hasta que madura y se vuelven inútiles. Allí debe tomar la decisión de arrancárselas con el pico si pretende sobrevivir. Si lo hace, vive una nueva vida, una nueva oportunidad de ser joven y sagrado.

El milagro de curarnos es eso. Volver a nacer fuera de nuestros roles y percibirnos como almas que se relacionan con almas. Dejar de ser hijos, esposos, madres, padres, médicos, abogados, exitosos, fracasados o perversos. Y renacer como almas con cuerpos que son usados, no descuidados.

Para ello, estamos acá. No para descubrir vacunas, sino para tomar conciencia d e lo que somos y hacia donde vamos.

 

NOTA..Articulo del Dr. Fernando Callejón nació en Rosario, Argentina, en 1955. Se graduó de médico en la Universidad Nacional de Rosario en el año 1980. Cursó estudios de Psicoanálisis y Antropología Filosófica. En 1995, asistió a los seminarios dictados por el Dr. Ryke Geerd Hamer. Fue presidente del primer curso de Nueva Medicina en la Argentina en el mismo año. Dicta cursos y conferencias a nivel nacional e internacional.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Soltar

Soltar

Cuando soltamos nuestras batallas y abrimos nuestro corazon a las cosas que suceden tal y como son, 

entonces podemos descansar en el momento presente.  Este es el comienzo y el final de la practica espiritual  -Jack Fornfiel

 
 
Soltar es algo desconcertante para la mente e inaceptable para el ego. Por eso, muchas personas que sienten hoy la necesidad de soltar, lo experimentan y contemplan como un reto casi imposible. Pero no es asi. Lo cierto es que soltar es lo natural y lo que emana espontaneamente de nuestro interior en un determinado momento de la evolucion espiritual. Y nuestro verdadero ser lo exige con claridad cuando se llega a ese estadio concreto del devenir consciencial.  Por eso, para soltar, basta con fluir y dejarse llevar por lo que brota de nuestro interior mas hondo y sagrado. Se comprende entonces desde el Corazon que ya no queda otra alternativa y opcion que desapegarse. Desapegarse y vaciarse de todo. Incluso de uno mismo y del enorme peso que nos mantiene atados a una realidad que no es mas que un sueno aplastaste, una colosal Matrix, que nos vuelve cadaveres vivientes –muertos que entierran a sus muertos- que se suenan viviendo.
 
Soltar todas las referencias preestablecidas y todos los sistema de creencias; soltar conceptos y esquenas mentales; soltar imagenes y formas; soltar la ilusion de que somos espirituales por aferramos a la idea de la espiritualidad; soltar la cruz y la vela, el incienso y el padre nuestro; soltar las palabras que nos atan al rezo a un Dios exterior y ficticiamente separado de nosotros mismos; soltar guias, canalizadores y maestros; soltar templos costosos que albergan la salvacion; y soltar practicas y cultos farragosos que nos muestran un camino predefinido por otros para acercarnos a ese Dios pretendidamente distante.
 
Soltarnos de la gran mentira de que precisamos de un trabajo y unos ingresos para poder vivir (con cuanta frecuencia se confunde vivir con sobrevivir, que es lo que se hace en la Matrix); soltarnos de la ilusion de que necesitamos una pareja, una familia o unos amigos para ser felices; soltarnos de las inercias, comodidades y protecciones con las que nos hemos apresado a nosotros mismos en la carcel de maxima seguridad de nuestros miedos; soltarnos de toda la pelicula que nos han pintado desde el comienzo de nuestros tiempos, convirtiendonos en marionetas de un titiritero; soltarnos de todos los cuentos que nos contaron y nos siguen contando para que continuemos chupandonos el dedo.
 
Soltar todo lo que provoca resistencia: mientras haya resistencia, no podras fluir; soltar cualquier tipo de lucha: si sigues empenado en luchar contra algo, contra lo que sea, no podras crear; soltar cualquier clase de miedo: en tanto haya miedo en tu vida, de cualquier especie, no gozaras de Libertad; soltar deseos y anhelos; soltar tambien rechazos y renuncias; soltar la necesidad de soltar.
 
Soltar para Confiar en la Vida...
...Y, al fin, soltarnos de nosotros mismos hasta Ver la luz que siempre fuimos y Somos y constatar la divinidad de nuestra naturaleza esencial. Cuando se comprende esto, lentamente y sin alternativa, como un inmenso globo que solto las amarras, el vuelo comienza y se despliega de instante en instante. Y todo en nosotros y a nuestro alrededor se transforma y transfigura en Amor.
 
No puede ser de otra manera. Ahora, tras soltar, observas desde donde no hay nada inventado, fijado, controlado, programado. Ya no eres tocado ni alcanzado por nada ni por nadie. Y solo observas. Observas en Soledad (la Edad del Sol) y Silencio. Observas sin distraccion, sin temor, sin deseo. Observas sin palabras, sin forma. Y observas hasta, incluso, dejar de observar para integrarte absolutamente en lo observado. Y en ese preciso momento tomas consciencia de la Consciencia y de que eres el Todo!
 
Entonces no hay vuelta atras posible. Has hecho tuyo el Poder de Soltar y asistes al maravilloso Milagro del desapego completo. El vaciamiento llena tu Vida, que ya no es tal, sino la Vida misma. Y contemplas todo de modo diferente, pues se desvanecen los velos y disfraces que tapaban lo Real. En ese instante, una nueva vision de la realidad aparece ante ti. Y todo lo que fuiste, eres y seras se descubre ante tus ojos nuevos. Todos los tiempos y el destello mismo del tiempo se abren esplendidos.
 
Ya todo es claro e intensamente pleno. Y te inunda un Amor que no es describible. El Amor que se expande desde la Sabiduria de que nada es ajeno a ti y nada se halla fuera de ti. Tu eres todo lo mirado y observado, sin excepciones. Estas unido a Todo y no hay diferencia alguna entre el Todo y tu. Y te inunda el discernimiento de la ficcion que supuso todo aquello que llamaste yo, me, mi, mio o mi.  Ceso todo. Se habra expandido aquello que se considero  tu en algun instante del momento presente continuo en el que lo eterno se desenvuelve. Al unisono, se difuminara cualquier idea de identidad, sea fisica, almica o espiritual, individual o colectiva. Consciente del Poder de Soltar, amaras y viviras la Vida como jamas pudiste sonar, sin perder detalle, sin desear nada e, igualmente, sin renunciar a nada de lo que la Providencia -tu verdadero ser en accion- y la propia Vida -no tu programacion mental- te pongan por delante. Y se posara suavemente y para siempre en tu Corazon el Vivir Viviendo, que es la unica verdad de la Vida en cualquier plano y Dimension que se experiencie. 
 
Vivir Viviendo: irradiando permanente Amor; conectado a todo lo que existe; desplegando la Divinidad que Somos y Todo Es; en constante estado de dicha, gozo y extasis, siempre con entusiamo y la maxima energia vital; invulnerable e incontaminable ante lo que sucede; con la absoluta certeza del resultado que produce cualquier accion; testigo imparcial de la Evolucion de la Creacion en todas las escalas y niveles bajo el perpetuo impulso del Amor.
 
Vivir Viviendo: la unica verdad de la vida; la verdad de que solo vale la pena Vivir para Vivir!
 
Emilio Carrillo

Mente-Cerebro-Cuerpo

Mente-Cerebro-Cuerpo

¿Es posible curarse utilizando el poder de la mente? Planteada la pregunta de esta manera, lo más probable es que suscite respuestas opuestas. La mayoría de científicos consideran la mente como un producto del cerebro, que poco o nada tiene que ver con la enfermedad del cuerpo y sus órganos. Llegan a aceptar que ciertos estados de ansiedad, estrés, depresión puedan ocasionar ulceras de estomago, asmas bronquiales, ciertas colitis o una vaga predisposición a enfermar. Por otra parte, algunos científicos piensan, al revés, que el cerebro es un fruto de la mente. Los primeros esgrimen que la mente no es nada sin el cerebro, ya que cuando este se lesiona aquella deja de funcionar, desaparecen los pensamientos, se pierde la memoria y se cercena la voluntad. Los segundos reflexionan que un cerebro sin la mente y sus contenidos es como una cinta magnetofónica vacía, que no posee la información para generar los pensamientos, los sentimientos, las sensaciones, las intuiciones, en definitiva la melodía de la vida. Pero, en cualquiera de los dos casos, a la mente y el cerebro se les dota de unas propiedades específicas sin la existencia de una conexión entre ambos, que sirva para explicar el por qué enfermamos y en consecuencia cómo podemos curarnos. Pero si consideramos que la mente y el cerebro forman una unidad que se extiende al resto del cuerpo, y que los tres no funcionan por separado o ejerciendo un control jerárquico de uno sobre otro, obtendremos más elementos para comprender el papel de la mente en nuestras dolencias. En este conjunto unitario formado por la mente, el cerebro y el cuerpo, nuestro sistema nervioso no solo captaría las sensaciones de nuestro entorno y efectuaría el movimiento con los músculos correspondientes, sino que incluiría una representación tridimensional de las vísceras u órganos del cuerpo en diversas áreas cerebrales, ejerciendo un control sobre su regulación funcional y sobre su permanente renovación celular. En caso de aceptar esta triada, formada por la psique, el cerebro y los órganos, esta ha de funcionar en plena armonía para mantener un buen funcionamiento del cuerpo y conservar la salud. Piénsese, por ejemplo, que en este preciso momento suceden miles de reacciones bioquímicas en nuestro cuerpo, millones de células se mueren para ser suplantadas por otras en un crecimiento ordenado siguiendo un patrón de referencia que les indica el momento de su división, la forma y las funciones que van a desarrollar, para conservar la anatomía de los órganos y sistemas corporales…etc. Para tal finalidad se necesita un programa especial que ordene la información que trascurre por los tres niveles, proporcionado sentido y significado a nuestros actos y a las percepciones de los mismos y los sintonice con nuestro propio cuerpo. Y ese programa es la conciencia. La conciencia es el pegamento que une, es una inteligencia innata que aglutina y ordena todos los mecanismos para que nuestro cuerpo se regenere cada día y para que nuestras funciones fisiológicas estén de acuerdo con las circunstancias de nuestro medio; recoge la memoria que nos sirve en el presente y nos prepara para el futuro; nos ofrece las referencias para que nuestras emociones nos ayuden a conocernos mejor, y finalmente, nos proporciona la imaginación necesaria para mover nuestra voluntad hacia una mayor plenitud y trascendencia. Así, ante todo signo y síntoma que exprese nuestro cuerpo en las enfermedades puede ser considerado como efecto de un estado de conciencia que ha polarizado la suficiente información para generar cambios en nuestro psiquismo y en nuestras células. Por tanto, hemos de identificar concretamente esa información, de manera que podamos reconocer que toda enfermedad es un proceso psico-físico con cambios en los órganos y en nuestro psiquismo, generados por situaciones que han movilizado nuestras más profundas emociones, situaciones que han puesto en peligro necesidades básicas para mantener la vida como la nutrición real o simbólica, la estructura o la valorización y movimiento o contacto. Sin olvidar, en absoluto que en toda dolencia o sufrimiento se ha de encontrar el significado de nuestra existencia en este maravilloso Planeta en cada uno de los acontecimientos que nos suceden y, también, en cada una de nuestras aflicciones.

Cancer y Salud

Tu salud

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El Agua

El Agua, Fuente de Vida por Hortensia Galvis Si existe alguna sustancia que sea esencial para la vida, esa es el elemento agua. En la Tierra la vida misma se originó en los mares, y el sostenimiento de todos los organismos vivos depende de su existencia. Además de múltiples beneficios en el plano físico, el agua posee atributos sutiles que son desconocidos para el hombre promedio. Vale la pena referirnos a ellos, ya que, en nuestro tiempo, constituyen una clave importante para la transformación, tanto del hombre, como del planeta. Desde el punto de vista electromagnético el agua está conformada por moléculas que tienen forma de tetraedro irregular. Estas moléculas se componen de átomos de oxígeno, que poseen carga negativa, y átomos de hidrógeno con una carga positiva. Por la característica bipolar de su estructura, el agua tiene la capacidad de seguir resonando con las frecuencias electro magnéticas que la alcanzan, en forma semejante a como lo hacen los cristales de cuarzo. Eso significa que, igual que los cuarzos, las moléculas de agua también tienen el potencial de guardar la información que reciben en forma de energía. El doctor Maseru Emoto publicó recientemente un libro titulado “Los mensajes del agua”. En esta publicación, el científico divulga algunas, de las diez mil fotografías de moléculas de agua congelada, que muestran cambios sorprendentes, inducidos durante su investigación. Las fotografías son la evidencia de la transformación molecular que sufre el agua, cuando se le proyectan: pensamientos, palabras, sentimientos, o entra en contacto con sonidos musicales determinados. Por ejemplo: en las muestras de agua, que fueron sometidas a los discursos de Hitler y a la música Heavy Metal, las moléculas adoptaron formas distorsionadas, irregulares y visualmente desagradables. Mientras que, en las muestras, que recibieron energía enviada desde la meditación, la oración, o recibieron el impacto sonoro de la música de Juan Sebastián Bach, las moléculas se cristalizaron en patrones geométricos más complejos, visualmente muy armónicos y de inusitada belleza. La red magnética del planeta está tejida por sus aguas: los océanos, los lagos, los ríos y el hielo de los glaciares. A través de esta red se llevan a cabo las transmutaciones energéticas para guardar, o cambiar los patrones que conforman la realidad manifestada. Además, la atmósfera de la Tierra también está formada por vapor de agua. Allí todas las cargas energéticas positivas o negativas, emitidas por los pensamientos, quedan adheridas a la atmósfera, y son transportadas de una mente a otra. Con el término “mente colectiva” designamos precisamente a esta impronta energética que fluye con el aire, y que corresponde al total de la energía mental proyectada por los seres humanos. Con cada respiración entramos en contacto con este campo de fuerza, pero, por efectos de la “Ley de la Correspondencia”, solo asimilamos las frecuencias que son afines a las propias. Parte del trabajo del “Sendero de la Luz” es alimentar la atmósfera del planeta solo con cargas luminosas, es decir, emitiendo solo pensamientos positivos. También hay una práctica valiosa, que consiste en hacer conciente la respiración, afirmando que al inhalar estamos tomando las frecuencias más elevadas del medio ambiente. Solo aquellas que puedan darnos: paz, alegría, salud, felicidad, o la cualidad que deseemos incorporar. En el plano astral, el agua está relacionada con el cuerpo emocional del hombre. Por correspondencia, el agua, administrada en distintas formas, puede disolver emociones que atormentan y desestabilizan. Una posibilidad son los enemas de limpieza. Una ducha, después de un día agotador, es un método efectivo para relajarse y remover bloqueos. Los baños de inmersión posibilitan la circulación de energías curativas, y revitalizan magnéticamente el aura. Y el hábito de tomar muchos vasos de agua, entre las comidas, es un ritual efectivo de purificación. Pero para lograr los máximos resultados con las terapias de agua debemos concentrarnos en los aspectos más sutiles de este elemento. Por medio de la intención enfocada, podemos programarla y convertirla en instrumento invaluable de limpieza, sanación y renovación. Para consagrar y energizar el agua hacemos lo siguiente: con la palma de la mano derecha sobre el vaso de agua dices: “ahora tomo esta agua de vida, Yo soy declarándola agua de Luz. A medida que la bebo la convierto en una con mi cuerpo, y le permito a este cuerpo convertirse en Luz. Así sea”. Carlos.

Salud-Alimentacion alcalina

Salud-Alimentacion alcalina

 "No es por los gérmenes que debemos de preocuparnos. Si no de nuestro terreno interno"
Louis Pasteur
(en su lecho de muerte dándole la razón a el Profesor Pierre Jacques Antoine Bechamp, gran científico, olvidado por la “historia oficial”, para mas info sobre la mentira de Pasteur, 


-Balance de ácido y alcalino.
El exceso de ácido es una condición que debilita todos los sistemas de nuestro cuerpo. El exceso de acidez fuerza a el cuerpo a pedir minerales –incluyendo sodio, calcio, potasio y magnesio- de los órganos vitales para neutralizar (buffer) el ácido y removerlo de manera segura del cuerpo.
Como resultado de esto, el cuerpo puede sufrir una severa y prolongada "corrosión" debido a una alta acidez - condición que puede estar no detectada por años. Afecta virtualmente a toda persona en nuestra sociedad, debido a la forma en cómo vivimos, la forma en que comemos, la forma en que pensamos y el ambiente en el que vivimos. El resultado es un ambiente interno en donde la enfermedad puede manifestarse fácilmente, a diferencia de lo que sería un ambiente con un pH balanceado, el cual permite las funciones normales necesarias para que el cuerpo pueda resistir las enfermedades. Es verdad que si tenemos un cuerpo sano, podremos mantener las suficientes reservas alcalinas para abastecer cuando hay demandas de emergencia. Por lo tanto, cuando hay ácido en exceso que debe neutralizarse constantemente, nuestras reservas alcalinas se vacían, dejando al cuerpo en un estado débil, y expuesto a enfermarse.
Desafortunadamente, existen aun muchos practicantes que creen que el cuerpo puede por si sólo de alguna manera milagrosa y "natural" balancear su pH como si la persona estuviese viviendo en la naturaleza y comiendo alimento crudo y orgánico y hierbas y pastos. La verdad va mucho más allá de este ideal. La verdad, según la Dra. Lynda Frassetto, investigadora del balance ácido/alcalino de la universidad de California, nos hemos transformado a un extremo de evolución. Nosotros simplemente ya no manejamos el desperdicio ácido de la manera como lo
hacíamos. La investigación de la Dra. demostró el volumen bruto de desperdicio ácido que
nuestro cuerpo tiene que soportar, lo ha forzado a tomar una acción drástica al estilo de una "guerra" para preservar sus reservas estratégicas - el hígado y riñones nuestros órganos esenciales para la desintoxicación.
En su estudio de casi 1,000 causas de envejecimiento, ella encontró que hoy en día estamos acumulando ácido en depósitos grasos, en ves de eliminar ese ácido a través de los riñones y el hígado. En su infinita sabiduría, el cuerpo ha elegido salvar a los riñones y el hígado de una
degradación por el exceso de ácido. Por supuesto como resultado de esa acción hay un costo. Y se conoce como obesidad, disminución de inmunidad, falta de energía y todas las enfermedades
relacionadas al ácido a las que estamos expuestos, incluyendo el cáncer, diabetes, osteoartritis y muchas, muchas más.

-Historia de Ácido/Alcalino
El concepto de desbalance ácido/alcalino como la causa de enfermedad no es nuevo.
Entre las primeras personas que hablaron sobre la necesidad de alcalinizar el cuerpo, está el "profeta durmiente", Edgar Cayce. Él siempre hizo referencia a la desintoxicación del cuerpo con hierbas, limpieza del colon, ayuno, masajes, baños de vapor y modificación de la dieta con el propósito de alcalinizar el cuerpo.
En el año de 1933, el Dr. William Howard Hay publicó un libro revelador que llevaba por título "A New Health Era", en el libro él argumentaba que toda enfermedad era debido a una "autotoxicación" (o auto envenenamiento) debido a la acumulación de ácido en el cuerpo: "Logramos una salud, justo en proporción a la medida en que hemos permitido nuestra alcalinidad disiparse por la introducción de comidas que forman ácido en gran cantidad...
...parece extraño decir que toda enfermedad es la misma cosa, sin importar el gran rango de formas de expresión, manifestación que estas tengan, sin embargo así es" Recientemente, en su excelente libro, ’Alkalize or Die’, el Dr. Theodore A. Baroody dice esencialmente la misma cosa:
"Los incontables nombres de las enfermedades en realidad no importan. Lo que si importa es que todas ellas provienen de la misma raíz...demasiado tejido de ácido de desperdicio en el cuerpo."
El Dr. Robert O. Young, en su libro ’The pH Miracle’ lo dice a su manera:
"Aquellos con la necesidad de volver a observar, y con una mirada clara, serán recompensados con los secretos para una salud permanente. Nosotros podemos curarnos al cambiar el medio ambiente interno de nuestros cuerpos. Entonces los invasores potencialmente dañinos, no tendrán ningún lugar donde crecer y se volverán inofensivos.
Desafortunadamente, de acuerdo con Sang Whang, autor del libro Reverse Aging, aún cuando comamos lo mejor en cuanto a verduras y frutas orgánicas, 97% de nuestra comida seguirá consistiendo de carbón, nitrógeno, hidrógeno y oxígeno el cual se reducirá en el cuerpo a desperdicio ácido. Él explica que no es lo que ponemos en nuestros cuerpos, sino lo que se queda en nuestros cuerpos como desperdicio lo que crea nuestra condición sobre-ácida, y lo que nos provoca envejecer prematuramente.
Sang Whang explica en términos de un balance ácido/alcalino, que la única diferencia entre comida "buena" y comida "mala", es que la comida "buena" tiene (o produce) menos desperdicio ácido y por ende un mejor resultado de neutralización de ácido. Tu balance de pH depende de lo que sobra después del metabolismo. Así que vamos a echar un vistazo en este artículo, en que comidas, estilos de vida y suplementos contribuyen a una "casa limpia" internamente.
En este caso nuestro metabolismo puede operar como se supone debería, en ves de actuar como un constante conserje en un almacén que continuamente e incrementando se está ensuciando y acumulando con toxinas y ácido. Sobrantes de desperdicio ácido
Muy pocos, si no es que ninguno de nosotros tenemos la capacidad física de limpiar
completamente a nuestros cuerpos de todos los ácidos que creamos con la comida, el
estrés y nuestro propio metabolismo. Estos desperdicios ácidos se mueven alrededor
del cuerpo por medio de la sangre y el sistema linfático hasta que nuestros riñones sobrecargados deciden tirar todo ese desperdicio hacia afuera o dentro de nosotros, mientras que el cuerpo lucha por contra-atacar las comidas que producen ácido, contaminación que produce ácido y estrés que produce ácido. De hecho de todos los factores que producen ácido, el estrés es el más grande. Puede neutralizar o acidificar una dieta alcalina con una oleada de la hormona ácida, adrenalina. La ácidez a largo plazo es como el óxido - moho que corroe nuestro tejido, comiendo dentro de nuestros 96,000 kilómetros de venas y arterias. Si se dejan sin revisar, eventualmente interrumpirá todas las actividades celulares y funciones, desde el latir del corazón hasta la forma en que pensamos.
Como ya hemos mencionado, los ácidos se almacenan en la grasa. El colesterol y el ácido úrico cristalizado, son ácidos solidificados que han sido tirados (desechados) dentro de nuestro cuerpo para una eliminación "futura", un "futuro" que nunca llega.

Los Efectos del Ácido

El ácido coagula la sangre. Por lo que la sangre tiene grandes problemas para circular
alrededor de los ácidos grasos. Los capilares se tapan y mueren. La piel, al dejar de recibir la sangre sana "dadora de vida", pierde elasticidad y comienza a arrugarse. Aún con una cirugía de levantamiento de la piel en el rostro o una liposucción, el ácido se queda y continúa su avance constante. Sin un plan de balance ácido/alcalino, cada parte de nuestro cuerpo trabaja aún más fuerte para mantener la salud, debido a que cada sistema, cada órgano, los pulmones, aún la piel, juegan un papel muy importante en la manutención de un pH correcto en nuestra sangre.

La Guerra Interna
Dentro de nuestro cuerpo, tus órganos y células están completamente a disposición de
tu sangre. Todos los órganos trabajan para mantener tu sangre con un pH balanceado, al punto de que tu cuerpo está dispuesto a sufrir un gran daño en órganos si es que el ácido se sobrepone para impedir que ese pH de tu sangre se mantenga correcto. Si el pH de la sangre baja de su nivel óptimo 7.365 hacia un pH de 6.95, automáticamente caerías en coma y morirías.
"... nos hemos transformado a un extremo de evolución"
Es por eso que obtenemos tal carga de una simple lata de Coca Cola. Su pH ácido de
2.5 activa señales de alarma en todo nuestro cuerpo. Las reservas de químicos alcalinos que debieran usarse en cualquier otro lugar, son sacrificados por el llamado de la adrenalina que inunda todo tu sistema.
Entre "más" has aprendido a esperar de esa lata de coca-cola, es lo mismo que ese
umbral al que llega un drogadicto al experimentar su elevación sensorial artificial. Es tu
sangre gritando "¡Auxilio!", y tú disfrutando la emoción del miedo. Es la "experiencia real"
No es sólo un vaso de coca-cola lo que causa dicho efecto. (se necesitan 32 vasos de
agua con un pH neutral para balancear un vaso de coca-cola). La mayoría de nosotros
tenemos ya una batalla en acción. En resumen, la sobre-acidificación interfiere con la vida misma, dando lugar a prácticamente toda dolencia y enfermedad. Finalmente, nos hace envejecer y después nos mata. Cuando morimos, el ácido celebra su victoria al convertir el cuerpo completamente en ácido, dando lugar al nacimiento de microorganismos antagónicos.
el Dr. Baroody lo expresa muy bien: "Demasiada acidez en el cuerpo es como tener muy poco aceite en el carro. De repente te deja tirado en una tarde de domingo, y ahí quedaste, atorado en la calle, con el motor pegado. El cuerpo hace exactamente la misma cosa. Comienza a rechinar durante el recorrido del camino de la vida, y tú empiezas a sentir cierto disgusto. He observado con gran preocupación como gente de toda clase social y estilos de vida sufren por estos excesos"
El Dr. Baroody atribuye no menos de 68 condiciones mayores de salud, a un previo terreno interno con sobre-acidez.
-¿Porqué los occidentales están tan obesos?
¿Es sólo por la comida? Por supuesto, la comida que comemos, su cantidad y calidad tiene un gran efecto en cuanto a la medida de nuestra cintura. Pero debido a que el cuerpo ha hecho un hábito de su solución de "última oportunidad"(robando calcio de los huesos y dientes por ejemplo) de que hacer con el exceso de desperdicio tóxico ácido, es esa una razón más por la que almacenamos grasa.
Tal como el Dr. Frassetto descubrió, cuando nos enfrentamos con pocas opciones debido a un descuidado terreno interno ácido, entonces nos queda la opción de tirar el desecho tóxico en depósitos grasos tan lejos como sea posible de los órganos y el corazón, por ejemplo en las "chaparreras", el pecho, la entrepierna y la barriga.
El Dr. Robert O. Young escribe convincentemente sobre el mismo tema. El describe al azúcar como un ácido y como la razón de porque estamos tan gordos, a diferencia de cómo hemos sido educados y se nos ha enseñado. El explica que el cuerpo tiene que protegerse de los excesos de azúcar que consumimos, por lo que produce células grasas para encapsular los ácidos y protegernos de ellos.

La "grasa" como él dice, "está salvándonos la vida".
-Alcalinidad y niveles de Energía
La acidez o alcalinidad de nuestros fluidos internos tienen un efecto profundo aún en el
nivel celular individual.

MITOCONDRIA:LA FUENTE DE ENERGÍA DEL CUERPO

En nuestros cuerpos, nuestro sistema metabólico completo depende de un balance a
nivel celular. Nuestros 75 trillones de células que conforman nuestro cuerpo, son ligeramente alcalinas en su interior, y dependen de nuestro mar interno (el fluido alcalino interno que las rodea). Sin esta relación, no existiría intercambio químico o de energía alguno, pues no habría
balance de pH. Los opuestos de pH -ácido y alcalino- dentro del cuerpo, es el método químico para que la electricidad fluya. sin la suficiente "polaridad" entre el interior de la célula y el fluido que la rodea, la energía de la célula tendrá dificultad para fluir en los tejidos que la rodean.
La pérdida de peso y la recuperación de energía sucede más fácilmente cuando tomamos los primeros pasos hacia un "re-balance" alcalino.

-Alcalinidad y tu Sangre
La sangre siempre está ligeramente alcalina (o por lo menos así debería de estar).
Como el único transporte de nutrientes hacia cada parte de nuestro cuerpo, la sangre no puede darse el lujo de estar ácida. Necesita estar dentro de un rango de pH que le permita resistir la decadencia o una putrefacción, así como el nacimiento de microorganismos malévolos. Por lo tanto un pH de 7.365 es el ambiente ideal en el cual los microorganismos se mantienen co-existiendo o en armonía simbiótica con el cuerpo.
"la grasa está salvando nuestras vidas"
- Dr. Robert O. Young
Si permites a tu sangre cambiar ligeramente su pH para cualquier lado, los resultados se sentirán en cada parte de tu cuerpo. Las micro-formas a las que da lugar un ambiente ácido comienzan a multiplicarse y a mutar, tomando forma agresiva, de agentes patógenos y de parásitos.
Los científicos que estudian la sangre viva utilizando un microscopio con condensador
de fase de contrastes, pueden ver los cambios en la sangre en el momento en que
suceden y correlacionarlos en segundos con el progreso de procesos de enfermedad.
Estos científicos atestiguan un patrón repetitivo el cual los ha llevado a declarar que la sobre-acidificación del cuerpo, causada por una forma inadecuada de comer, vivir y pensar, causa una transformación biológica de la materia en micro-formas que debilitan o reciclan el cuerpo, y de no ser corregida esta situación, definitivamente provocarán enfermedad.

-El Verdadero Poder del pH
Si cualquier substancia cambia de un pH de 7 a uno de 8, se ha vuelto 10 veces más alcalina.
Mientras que por el otro lado, si cambia de un pH neutral 7 a un pH de 6, se ha vuelto
10 veces más ácido. Como ejemplo, una coca-cola, con un pH de 2.5 es casi 50,000 veces más ácido que el agua neutra, y se necesitan 32 vasos de agua con pH de 7 para contrarrestar el consumo de un vaso de cola. (Ingrediente activo: ácido fosfórico) ahora puedes entender que el cambio de un nivel de pH de 7.365 a uno de 7, significa que tu sangre de pronto estaría 4 veces más ácida de lo que debería estar. En tal caso morirías del envenenamiento de tu propia sangre.
Es por esto que cada sistema de tu cuerpo es utilizado para mantener el pH correcto de tu sangre. A partir de esto, también puedes entender que nuestra sangre puede ser afectada a
cualquier hora en cualquier momento del día por un sin número de eventos, como lo
es comida, bebidas, estrés, contaminación, ejercicio, o puede ser afectada benéficamente con meditación, al tomar agua alcalina, por respirar profundamente, hasta por estar feliz.
LA MEDITACIÓN ALCALINIZA. COMIENZA TEMPRANO
-Alcalinidad y Parásitos
Hoy día más y más doctores e investigadores (incluidos la mayoría de terapeutas de
medicina alternativa) están de acuerdo y creen que la mayoría de las enfermedades se deben a un desbalance en el cuerpo. El desbalance ocurre en una ecuación nutricional, eléctrica, estructural, toxicológica o biológica, la cual permite la transformación de materia en micro-formas que florecen y se reproducen en masa. Ellos confirman y creen que debemos re-establecer el balance en nuestro cuerpo al trabajar con tu cuerpo, y no en contra de él. Ellos dicen que la curación de enfermedades crónicas sucede únicamente cuando y si la sangre se mantiene
constantemente con un pH normal, ligeramente alcalino. No es una subestimación decir que vivimos en un mundo plagado de "micro-organismos". Estas incluyen más que simples gérmenes,Levaduras, hongos y mohos son todos micro-formas que existen dentro de nuestro cuerpo. No es sólo su presencia dentro de nosotros, sino también las excreciones que depositan dentro de nosotros. Estos desperdicios tóxicos son producidos cuando las micro-formas digieren la glucosa, grasas y proteínas que se encuentran en nuestro cuerpo. Ellas roban nuestra comida,
la transforman en veneno, y la tiran dentro de nosotros.

-Alcalinidad y asimilación de Minerales
Si tan sólo la gente estuviera consciente de lo que causa que los minerales sean asimilados o rechazados, podríamos ahorrar cientos de millones en el consumo de suplementos desperdiciado cada año. El balance del pH determina (y limita) la asimilación de minerales.
Cada mineral tiene su propia "firma" de nivel de pH que permite la asimilación en tu cuerpo. Si miramos una tabla de elementos en la escala atómica, aquellos elementos que se encuentran en la parte de abajo, son capaces de asimilarse en un rango mucho más amplio de pH. Aquellos que están en la parte de arriba de la tabla, necesitan un rango progresivamente más angosto de pH para ser asimilados.
En resumen, si no estás balanceado, tu cuerpo simplemente rechazará la mayoría de los minerales.
¿Por qué es esto importante? Veamos el caso del Yodo por ejemplo.
Muy arriba en la escala de la tabla atómica, requiere un pH casi perfecto para ser
asimilado en el cuerpo. El yodo es requerido para tener una glándula tiroidea sana. Sin
embargo nuestra tiroidea no recibirá yodo alguno a menos que el pH de nuestro cuerpo sea casi perfecto. El deterioro de la tiroidea se ha relacionado con artritis, ataques de corazón, diabetes, cáncer, depresión, obesidad y fatiga.
Hoy en día, una ingesta inadecuada de suplementos minerales (multivitamínicos) es
extremadamente común debido a la increíble y gran falta de minerales en nuestras tierras y agricultura. El abastecimiento y absorción de minerales adecuados determina nuestra salud y bienestar, ya que esta determina la conductividad de la electricidad en nuestros cuerpos.
La conductividad eléctrica es la base para un sistema nerviosos efectivo, el cual se
encarga de monitorear y reportar que tan bien nuestros varios órganos y subsistemas están llevando a cabo sus funciones.
Por lo tanto, la efectividad con la que nuestro sistema nervioso puede operar, está sujeta a un correcto pH, al igual que cada proceso bio-químico que nuestro cuerpo realiza. Al comer, vivir y pensar de una manera en la que ocasionamos desbalances en nuestro pH interno, de hecho estamos "matando al mensajero", ese sistema que nos mantiene al tanto de como nuestros sistemas de nuestro organismo, están realizando sus vitales tareas correctamente.
Alcalinidad y el Mercurio
El Dr. W.R. Kellas, Ph. D., coautor de varios libros, incluyendo “Surviving in a Toxic World” menciona que el factor del pH juega una parte importante en cuanto a la eliminación de mercurio y otras toxinas del cuerpo. El dice, “el mejor pH es alrededor de 7.365, ya que entre más ácido el cuerpo está (debajo de 6.8) más retendrá metales (pesados). Los metales pesados a su vez crean un alto estrés oxidativo, el cual acidifica el cuerpo.”
La clínica del Dr. Kellas en California, envía tiras para medir el pH junto con su tratamiento médico y productos, similares a aquellos suplementos de ionLife, con e fin de medir el pH del cuerpo. Constantemente han obtenido mucho mejores resultados cuando incorporan el factor del pH en sus programas de desintoxicación.
Muchas personas que han iniciado un régimen de agua alcalina, se han percatado de que ocurre una desintoxicación inmediata, los movimientos de los intestinos se normalizan tras años de un mal funcionamiento, y la energía regresa. También experimentan síntomas clásicos de desintoxicación incluyendo dolores de cabeza, dolores corporales, comezón, etc. Conforme los minerales ácidos y tóxicos comienzan a eliminarse y lavarse del cuerpo. Una muy reciente investigación a nivel mundial sobre los casos actuales de Alzheimer, identificó al mercurio como el principal sospechoso o factor causativo de dicha enfermedad.

Alcalinizarse con comida
Al final de este artículo podrás encontrar una lista de las propiedades residuales de algunas comidas. Para una lista más completa, lee el libro “The pH Miracle for Weight Loss” del Dr. Robert Young con Shelley Young. Para lograr un balance, los practicantes de la salud recomendamos una combinación de 80/20 de comida alcalina por ácida. Conforme vayas descubriendo, a menos que seas como Popeye, y sólo ames las espinacas, lechuga y el brócoli, al principio considerarás esta regla bastante difícil. Tenemos a un cliente que ha ido progresando de la dieta a polvos alcalinos, a agua volcánica con gotas, y al final encontró el agua alcalina. En sus palabras, “simplemente no podía vencer mi acidez sólo con la comida”.
De cualquier forma, algunas personas dedicadas a comer únicamente comida verde logran, también utilizan y/o necesitan incluir en su dieta la ayuda de suplementos alcalinos o agua alcalina.
Suplementos Verdes
Existen muchas fórmulas de comida verde alcalinizántes en el mercado. Hay muchas que funcionan, y que conforman una respuesta funcional para el padre de familia ocupado o la persona de negocios ya que sólo necesitas tomarla una vez al día. Los ingredientes pueden ser barley grass, wheat grass y todo tipo de vegetales verdes y hierbas alcalinizántes. Muy pocas son orgánicas, por lo que debes de ser cauteloso en tu elección.
Todos hemos visto cantidad de comerciales en la televisión y revistas de suplementos de calcio.
El calcio ciertamente puede reemplazar la pérdida de alcalinidad, conforme es constantemente robada en un cuerpo ácido. La cosa está en que el calcio es muy difícil de absorber en una condición del cuerpo excesivamente ácida. En otras palabras, en los casos en que más es necesitado el calcio, es en los casos en que menos podrá ser absorbido en forma de suplemento. ¿Es en estos casos el calcio más un paliativo que una cura? Un sistema ácido desbalanceado siempre tendrá hambre de calcio, y a menos que la causa sea corregida, el hambre de calcio continuará para siempre. Si se compra un suplemento de calcio, se debe estar seguro de encontrar uno que contenga el radio correcto de calcio y magnesio en forma iónica para una rápida asimilación y el radio vital de 2:1.
Agua alcalina
Sang Whang, científico, inventor y bebedor de agua alcalina por más de 17 años
menciona que el problema con tratar de alcalinizarse utilizando sólo comida, es que a
menos de que puedas lograr conseguir sólo comida orgánica, estarás metabolizando una gran cantidad de pesticidas, herbicidas, fungicidas y otros residuos químicos.
El menciona que si te das una “sobredosis” de demasiada agua alcalina, simplemente pasará de largo por tus riñones y limpiará cualesquiera gérmenes que pudieran haberse quedado por ahí instalados conforme pasa.
El agua alcalina es usada por millones de familias Japonesas y Coreanas, y ha sido
parte de su cultura desde los años ochentas. El agua alcalina puede encontrarse en hospitales, en sanatorios y en clínicas a lo largo de estos países.
Tú puedes alcalinizar el agua de dos maneras, al añadir minerales alcalinos o al utilizar un ionizador de agua alcalino. Puede ser que el agua de tu llave sea ligeramente alcalina, sin embargo los científicos japoneses de la universidad de Shiga dicen que debes de tomar agua con un pH de 8.5 o arriba de eso. Las fórmulas de gotas para alcalinizar el agua también funcionan, aunque en este caso no limpian ni onizan el agua.
Comidas alcalinas y verduras
Ajo, espárragos, vegetales del mar, perejil, berros, acelgas, coliflor, brócoli, germinados, col, zanahoria, apio, acelgas, calabacitas, betabel, pepino, lechuga, diente de león, cebolla, jengibre, pimientos, calabaza, aruguka, alfalfa, espinacas, pastos, wheat grass, barley grass, etc.
Frutas
Aguacate, lima, limón, coco, jitomate.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Agua con limón caliente

10 razones para debe beber agua con limón caliente por la mañana.

En vez de una taza de café, ¿por qué no sustituir con una taza de agua de limón caliente? Abajo los buenos factores a considerar.

1. Refuerza su sistema inmunológico: Los limones son ricos en vitamina C, que es ideal para combatir los resfriados. Son ricos en potasio, que estimula las funciones cerebrales y nerviosas. El potasio también ayuda a controlar la presión arterial.

2. Ajusta el PH : Beber agua de limón todos los días reduce la acidez total de su cuerpo. El limón es uno de los alimentos más alcalinos . Sí, el limón tiene ácido cítrico pero no crea acidez en el cuerpo una vez metabolizado.

3. Ayuda a bajar de peso: Los limones son ricos en fibra pectina, que ayuda a luchar contra el hambre y los antojos. También se ha demostrado que las personas que mantienen una dieta más alcalina pierden peso más rápido.

4. Ayuda a la digestión: El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados. Alienta al hígado a producir bilis, que es un ácido que se requiere para la digestión. Permite una digestión eficiente, reduce la acidez estomacal y estreñimiento.

5. Es un diurético: Los Limones aumentan la tasa de la micción en el cuerpo, lo que ayuda a purificarlo. Las toxinas son, por lo tanto, liberadas a una velocidad más rápida que ayuda a mantener la salud del tracto urinario.

6. Limpia la piel: El componente de la vitamina C ayuda a disminuir las arrugas y manchas. Agua con limón elimina las toxinas de la sangre que ayuda a mantener la piel clara también. En realidad, puede ser aplicado directamente a las cicatrices para ayudar a reducir su aspecto.

7. Refresca el aliento: No sólo esto, sino que puede ayudar a aliviar el dolor dental y la gingivitis. El ácido cítrico puede erosionar el esmalte de los dientes, por lo que debe controlar esto.

8. Alivia los problemas respiratorios: agua de limón caliente ayuda a deshacerse de las infecciones de pecho y tos detener esas molestas. Se cree que es útil para las personas con asma y las alergias también.

9. Te mantiene ralajado: La vitamina C es una de las primeras cosas que se agotan cuando someta su mente y cuerpo al estrés. Como se mencionó anteriormente, los limones están llenos de vitamina C.

10. Ayuda a dejar el hábito del café: Después de tomar un vaso de agua de limón caliente, la mayoría de las personas sugiere menor deseo para el café de la mañana.

 

¿Por qué tiene que ser agua tibia, no fría? El agua fría probable proporciona un factor de choque o estrés en el cuerpo. Se necesita energía para su cuerpo para procesar el agua fría.

 

La receta es muy simple - una taza de agua tibia (no caliente) y el jugo de medio limón.

¡Nuevo! Haz clic en las palabras anteriores para editar y ver traducciones alternativas. Descartar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres